Cómo cuidar tus orquídeas

Si optas por nuestro servicio DO IT YOURSELF y pedirnos las flores para hacer los arreglos florales tú mismo…aquí te damos unos tips básicos para disfrutar haciéndolo.

Cuidados básicos

Entre tantas plantas y flores, las orquídeas son las preferidas por muchos. Por ese motivo seguro te interesa saber cuáles son los cuidados de las orquídeas en primavera-verano.

Calidad y cantidad de agua

Las orquídeas no precisan mucha cantidad de agua para estar saludables. Por ello, es importante mantener la tierra ligeramente húmeda, pero sin encharcamientos. Durante la primavera y el verano, riégala una vez a la semana, pero no lo hagas con una regadera, sino con un pulverizador de agua o sumergiéndolas en agua y luego escurriendo la maceta. Por otro lado, usa agua que no cuente con una gran cantidad de minerales, pues esta podría acabar con la vida de tu planta.

Temperatura ideal

Durante la primavera-verano tu planta no tendrá que estar en una habitación demasiado calurosa, dado que esta planta no resistirá temperaturas que superen los 30 °C, por lo que es fundamental ubicarlas en un sitio donde no haga demasiado calor. Sol y humedad: las orquídeas precisan luz, pero filtrada para mantenerse saludable. Asimismo, precisan un ambiente con un 40 por ciento de humedad, por lo que se cría mucho mejor en zonas donde hay humedad en vez de zonas secas.

Fertilizante: más allá de controlar las condiciones climáticas del verano, también puedes agregar un poco de fertilizante especial para orquídeas.

Cuidados según el tipo de orquídea

Orquídea Phalaenopsis: poseen raíces firmes y preparadas para absorber la humedad que pudieran encontrar bajo la tierra. Puedes plantarlas en tiestos con sustrato para orquídeas. Si las raíces de la planta estuvieran blancas, entonces tendrás que agregarle un vaso de agua de lluvia. Si tuvieras un plato por debajo, es importante que quites el agua sobrante para que la planta no se marchite.

Orquídea tradicional: plántalas en recipientes con turba y riégala regularmente, pero evita que la tierra quede encharcada. Limpia las hojas con leche para darles brillo y, si deseas que estén más lindas, échale un fertilizante para orquídeas durante el período de crecimiento.

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *